Se duplicó el consumo de gas en Colombia por cuenta del fenómeno de El Niño

Internacional- Gas Natural-10/05/24
 La sequía impulsada por El Niño disminuye la producción hidroeléctrica, duplicando la demanda de gas natural como alternativa energética fiable


Según estimaciones de Naturgas, el aumento se duplicó por cuenta de la sequía. Imagen de referencia - crédito Ricardo Maldonado/EFE

En un contexto de emergencia climática caracterizado por una severa sequía vinculada al fenómeno de El Niño, el consumo de gas natural en el país ha experimentado un incremento sin precedentes, alcanzando los 51.140 GBTU (Gigabritish Thermal Units) desde el inicio del año hasta finales de abril.


Este aumento, que duplica la cifra registrada en el mismo periodo del año anterior, pone de manifiesto la creciente dependencia de las fuentes de energía alternativas ante la disminución de la capacidad productiva de las plantas hidroeléctricas. Luz Stella Murgas, presidenta de Naturgas, ha destacado la fiabilidad y seguridad del gas natural como soporte energético ante la actual crisis climática, enfatizando su papel crucial en la generación de energía durante períodos de escasez hídrica.

La reducción en la producción de las plantas hidroeléctricas, tradicionales proveedoras de energía limpia y renovable, ha impulsado una mayor dependencia de las plantas térmicas que utilizan gas natural. Este cambio en la matriz energética se evidencia especialmente en el pico máximo de consumo diario registrado el 29 de abril de 624 GBTU/día, un incremento notable frente al máximo de 325,4 GBTU/día observado en el mismo periodo del año anterior. La significativa subida en el uso de gas natural subraya la adaptación del sector energético ante adversidades climáticas, asegurando el suministro continuo de energía a la población y la economía.

Según la empresa, la situación actual debe servir como espacio de revisión de las políticas públicas - crédito Naturgas

Ante esta situación, Murgas ha señalado la necesidad urgente de “priorizar y agilizar la exploración y desarrollo de nuevos yacimientos,” así como de “habilitar las fuentes de suministro externo” para mantener la seguridad energética del país. Este llamado no sólo busca mitigar el impacto actual de El Niño sino también preparar al sector para futuras contingencias climáticas, asegurando la diversificación y sostenibilidad de las fuentes energéticas disponibles.

En un esfuerzo por sentar las bases para una transición energética más limpia, Naturgas también está investigando el potencial del hidrógeno azul como una fuente de energía renovable alternativa. Este enfoque no solo busca responder a la demanda energética inmediata sino también reducir el impacto ambiental a largo plazo y avanzar hacia un futuro más sostenible.

La adopción de tecnologías de energía limpia, como el hidrógeno azul, podría marcar un punto de inflexión en la forma en que el país aborda las crisis energéticas futuras, promoviendo una reducción significativa en la dependencia de combustibles fósiles.

El fenómeno de El Niño ha demostrado ser un catalizador para la reevaluación de las políticas energéticas y la infraestructura existente, obligando a los responsables de la formulación de políticas y a las empresas del sector a considerar opciones más resilientes y sostenibles. La experiencia actual subraya la importancia de anticipar y adaptarse a los desafíos climáticos a través de la inversión en investigación, desarrollo de nuevas tecnologías y la diversificación de fuentes energéticas.

La presidenta de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), Luz Stella Murgas habló de la importancia de la implementación del hidrógeno azul - crédito Luis Jaime Acosta/Reuters

El hidrogeno azul

El hidrógeno azul emerge como una promesa en la reducción de emisiones de CO2, ofreciendo una disminución potencial de hasta el 10% de las emisiones globales para el 2050, de acuerdo con estimaciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Este tipo de hidrógeno, obtenido del gas natural y tratado con tecnologías de captura y almacenamiento de carbono (CCS), plantea una solución para descarbonizar sectores clave como el transporte, la generación de energía y la industria, donde otras alternativas energéticas limpias encuentran limitaciones.

La viabilidad del hidrógeno azul radica en su capacidad para reducir significativamente las huellas de carbono y en su versatilidad y confiabilidad. Se destaca como un recurso valioso por “su capacidad de almacenamiento eficiente y su habilidad para integrarse a la infraestructura existente de gas natural”, lo que facilita el suministro de energía estable y flexible. Esta característica lo hace complementario a las fuentes de energía renovable como la energía solar y eólica, cuya intermitencia plantea un desafío para mantener una oferta energética constante.

Sin embargo, el desarrollo del hidrógeno azul y las tecnologías CCS enfrentan retos importantes. Los costos elevados, la necesidad de mejorar la eficiencia y la creación de marcos regulatorios adecuados se presentan como obstáculos a superar. “La financiación se emerge como un desafío clave”, ya que la implementación de proyectos a gran escala requiere de inversiones significativas. Asimismo, la aceptación social y la seguridad del almacenamiento de CO2 son aspectos cruciales para el éxito y la sostenibilidad a largo plazo de estas iniciativas.



Fuente: Infobae












 







INSTITUTO DE CIENCIA Y GESTIÓN - CIENCI, CIENCI 10 de mayo de 2024
Compartir esta publicación
Etiquetas
Archivar
Minem: Minería y agricultura coexisten, y un ejemplo es Colquisiri y Huaral
Minería-10/05/24